Open
  • Te atendemos en MOTRIL y CÓRDOBA
  • 958 833 997
Método Vitalys, validado tras más de 22 años de experiencia

¿Cómo prevenir la lumbociática?

Tratamiento de lumbociatica

¡Bienvenido a Vitalys Center! ¿Quieres saber cómo prevenir la lumbociática? Estas en el sitio correcto.

Después de una larga jornada laboral y pasar casi una cuarta parte del año sentado, es normal que aparezcan dolores musculares, calambres y que aparezca la temida lumbociática (también conocida como ciática).

El nervio ciático parte desde la zona lumbar y recorre glúteos, parte posterior del muslo, y llega hasta los pies. Este nervio puede verse comprometido por varios factores, lo que puede desencadenar una inflamación, y así generar estos dolores punzantes insoportables.

Existen muchas formas de mantener la calidad de vida y evitar la incapacidad laboral por tener este problema, el cual es bastante común en la población laboralmente activa. Si quieres saber cómo prevenir la lumbociática, quédate con nosotros para averiguarlo.

Maneras de prevenir la lumbociática

Puede parecer imposible mantener una rutina de ejercicios para estar saludables cuando se tiene que trabajar 8 horas, estudiar en la universidad o hacer trabajos pesados que agotan físicamente. Pero realmente, es posible mantener una actividad diaria adecuada a cada persona, lo menos sedentaria posible y en general mantenerse móvil, añadiendo algunos estiramientos con el objetivo de mantener activo el cuerpo. Las maneras de cómo prevenir la lumbociática pueden ser las siguientes:

Postura correcta para todo

Puede parecer el consejo más lógico, pero muchas veces no recordamos que el nervio ciático empieza desde la zona lumbar y que una mala postura prolongada puede hacer presión en algunas terminaciones del nervio, haciendo que este se inflame.

Por otra parte, el dolor en este nervio puede ocasionarse por sufrir algún trauma (accidente o herida), esfuerzos desmesurados durante alguna tarea o descompensaciones que aumenten la tensión en el recorrido del nervio.

Tratamiento de lumbociatica

Consultas periódicas con el médico

El dolor producido por el nervio ciático, puede tener un origen más complicado y que puede necesitar un tratamiento recetado por el médico. Algunas de estas situaciones por las que debes cuidarte y que deben ser detectadas a tiempo son:

  • Hernia discal en el lumbar: la columna está separada por discos, los cuales tienen un núcleo gelatinoso encerrado en un anillo más duro. Este tipo de hernia ocurre cuando el núcleo se desplaza hacia fuera del anillo, concretamente a nivel de la columna lumbar, poniendo en un compromiso dicha zona vertebral.  
  • Trauma, lesiones o fracturas: estos son los típicos accidentes que podría sufrir la columna vertebral lumbar o zonas cercanas al nervio ciático.
  • Degeneración del disco vertebral: el disco sufre degeneración y deshidratación que hace que disminuya el espacio intervertebral, la articulación se va desgastando con el tiempo y estos cambios pueden llegar a irritar el nervio y producir dolor. 
  • Desviación vertebral: como su nombre lo dice, ocurre cuando existe una desviación considerable en la columna vertebral llegando a comprimir estructuras. Cuanta más desviación de la zona lumbar, más riesgo de compromiso del nervio ciático.

Hacer actividad física y comer saludable

No hay nada de qué preocuparse, porque las actividades físicas necesarias para prevenir la lumbociática no son de gran intensidad y pueden hacerse en menos de una hora al día. Lo más importante es mantenerse activo durante el día, sobre todo si trabajas sentado o tu trabajo no te permite moverte mucho a lo largo del día, intenta tomar pequeños descansos activos para no prolongar esa inmovilidad durante demasiado tiempo.

Es necesario tener una buena alimentación que cubra tus requerimientos nutritivos adaptados a tu actividad diaria para así tener energía suficiente y realizar tus tareas con un rendimiento óptimo. Es muy recomendado acompañarlo siempre de ejercicio, como por ejemplo algunos estiramientos de yoga básicos que tienen múltiples beneficios a nivel de columna vertebral, una caminata de 30-40 minutos al día o mantenerse activo y ejercitar tu musculatura para mantenerla lo más funcional posible, pueden ser suficientes para prevenir la lumbociática.

Sin embargo, es muy importante también tener en cuenta la progresión y dosificación de las cargas durante el ejercicio o tarea, porque uno de los principales desencadenantes de la lumbociática en deportistas, es la mala gestión de esta carga total.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday