Entrenamiento isioinercial. Qué es y cuáles son sus beneficios.

Uso de antiinflamatorios, analgésicos y corticoides para el dolor 
18 septiembre, 2018
Ejercicio físico en la 3ª edad.
1 octubre, 2018

Los métodos de preparación física avanzan cada día más rápido. Avanza también la maquinaria propia de entrenamiento. Son cada vez más los gimnasios y centros deportivos que se unen a utilizar los sistemas de entrenamiento isioinercial . Ya que son muy efectivos para incrementar la eficacia del entrenamiento individual. Su utilización provoca una serie de adaptaciones distintas a las que provocan la maquinaria a la que estamos acostumbrados. Ya que, estamos reforzando estructuras que antes no estaban implicadas, o no tanto.

¿Qué son?

Estas máquinas utilizan una tecnología denominada isoinercial. Esto consiste en un conjunto de mecanismos que refuerzan la parte excéntrica del movimiento. Los movimientos al entrenar pueden ser:

  • Concéntricos (en contra de la gravedad)
  • Isométricos (punto en el que se mantiene la contracción muscular, pero sin movimiento)
  • Excéntricos (frenando la acción de la gravedad).

Pues bien, está científicamente demostrado que hacer hincapié sobre esta última fase ayudará a la prevención de lesiones y a la recuperación.

La base estructural de estas máquinas reside en unos volantes o ruedas de inercia. Cuando emprendemos la fuerza en la fase concéntrica, la máquina almacena de distintos modos la energía cinética generada. Ésta es devuelta en la fase excéntrica y el sujeto tendrá que generar una fuerza en base a dicha inercia. Las principales máquinas que podemos destacar son las siguientes:

  • Tecnología YO-YO.
  • Polea cónica.

Sus beneficios

Por norma general este tipo de entrenamiento no falta en ningún equipo ni deportista de alto rendimiento. Se trata de uno de los más usados en la prevención de lesiones y por la manera en que sus beneficios repercuten de manera muy positiva en el deportista. Pero su aplicación también va mucho más allá de los deportistas de alto rendimiento, puede ser utilizada como parte de la rutina de entrenamiento de cualquier persona. Los beneficios, ampliamente contrastados de utilizar sistemas isoinerciales para reforzar la fase excéntrica son:

  • Refuerzo del tejido conectivo.
  • Incremento del umbral de ruptura del músculo.
  • Aumento de la fuerza tendinosa.
  • Rehabilitación y prevención de tendinopatías.
  • Refuerzo de isquiotibiales.
  • Mejora de la contracción voluntaria máxima.

Una correcta planificación en las cargas de entrenamiento es el método más efectivo para prevenir lesiones, pero emplear esta tecnología descrita es una estupenda idea para curarnos en salud. Si deseas notar las sensaciones que provoca este tipo de entrenamiento, en nuestro centro puedes probarlo. Tenemos estas máquinas a tu disposición. ¿Te vienes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *