Esguince de tobillo mal curado o crónico

Fascitis plantar, de que se trata y sus posibles causas
20 marzo, 2019

Todos hemos escuchado alguna vez a algún familiar, amigo o conocido decir ” Es el tercer esguince que me hago y siempre en el mismo pie”. Nos suena esta expresión, ¿verdad? Pero, ¿por qué ocurre esto? Podemos pensar en un primer momento que ha sido fruto de la mala suerte y que la casualidad ha querido que las tres veces hayan sido en el mismo pie, pero… ¿Y cuando un paciente acude a consulta y nos dice que es el DÉCIMO esguince que se hace en el mismo pie? Ya no suena tan bien echarle la culpa a la mala suerte ¿verdad?

De hecho la suerte no tiene nada que ver aquí, sino que lo que ocurre es que estamos ante como decimos coloquialmente “un esguince mal curado” o en términos mas técnicos, un esguince crónico.

¿Pero de qué estamos hablando exactamente?

Un esguince crónico es aquel que se produce como consecuencia de un esguince que no fue resuelto de forma correcta la primera vez que se produjo. Se puede decir que “no se curó bien” la primera vez. Esto conlleva una lesión mantenida de los ligamentos del tobillo, aún después de que el dolor haya desaparecido.

Al no estar fuertes los ligamentos, el tobillo no está bien sujeto y ante un agujero en el suelo o cualquier superficie inestable va a tender a doblarse con más facilidad de la que debería, ya que los ligamentos no van a ejercer su función correctamente.

Se tiende a pensar que es una patología que “cura sola”, y esto no es para nada cierto. Es verdad que el paso del tiempo hace que tanto la inflamación del tobillo como el dolor vayan desapareciendo tras el esguince, siempre y cuando este sea leve, pero la lesión de los ligamentos permanece.

Desde Vitalys Center recomendamos el tratamiento de todos los esguinces. Así evitaremos las recaídas y posibles complicaciones que pudieran aparecer.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat