Open
  • Te atendemos en MOTRIL y CÓRDOBA
  • 958 83 39 97 - 957 84 35 95
Método Vitalys, validado tras más de 22 años de experiencia

¿Qué es un esguince grado 1, 2 y 3?

Tratamiento del esguince

Bienvenidos de nuevo al blog de Vitalys Center.

Esta semana te hablamos de una dolencia por la que casi seguramente habrás pasado en algún momento de la vida o ha pasado algún familiar cercano: un esguince de tobillo.

Un esguince de tobillo es una lesión ligamentosa que suele ocurrir en el movimiento de torsión forzado (inversión con supinación, normalmente) provocando una distensión del complejo cápsulo-ligamentoso.

Cuando sufrimos una torcedura de tobillo, las consecuencias pueden ser más o menos graves. Seguramente habréis oído la expresión esguince grado 1, grado 2 y grado 3. ¿Pero qué significa esta numeración exactamente? Pues bien, hace referencia al daño que han sufrido los ligamentos en el esguince.

Tipos de esguince

Aquí te explicamos los diferentes grados de afectación de un esguince de tobillo en función del daño ligamentoso producido. Se puede clasificar en tres tipos, de menor a mayor gravedad:

  • Esguince de GRADO I: Hablamos de una afectación de los ligamentos leve o muy leve. Se produce un estiramiento o distensión del ligamento, habitualmente el ligamento peroneoastragalino anterior. Este tipo de lesión no suele ser demasiado invalidante, el paciente puede caminar aunque presenta dolor leve. Se produce rotura de menos del 5% de las fibras (roturas microscópicas) del ligamento  y tiene una rápida recuperación haciendo un adecuado tratamiento.
  • Esguince de GRADO II: En este caso se produce un estiramiento del ligamento acompañado de una rotura parcial (macroscópica) del ligamento. Aparece dolor moderado acompañado de una inestabilidad articular leve. El pie suele presentar un edema y hematoma importantes que alcanzan su pico máximo tras 48 horas de producirse el esguince. El dolor es moderado, y existe dificultad para la deambulación.
  • Esguince de GRADO III: Se produce la rotura completa del ligamento. Es el caso más grave de todos. Precisa de intervención quirúrgica, ya que es necesario coser el ligamento que ha quedado separado en dos trozos. Produce inestabilidad articular y dolor intenso, no es capaz de cargar peso sobre esta pierna, por tanto no es capaz de caminar. A la inspección visual se aprecia un hematoma importante, que suele bajar hacia la planta por gravedad, y una inflamación característica en la zona del maléolo peroneo en forma de huevo.

A pesar de estos datos no debemos alarmarnos, puesto que la mayoría de esguinces que se producen tanto en la práctica deportiva como en nuestra vida diaria suelen ser de grado 1, y su recuperación suele durar en torno a una o dos semanas. Los esguinces de grado 2 suelen ocurrir de forma muy ocasional, y su recuperación es algo más lenta, ya que hay afectación tisular, suelen durar en torno a un mes. Y los esguinces de grado 3 son prácticamente inexistentes, suelen llevar traumatismos asociados al mecanismo lesional, su recuperación suele producirse en torno a los 6 meses, aunque al llevar una cirugía asociada, el tiempo de recuperación puede variar.

Independientemente del tipo de esguince que suframos, lo más importante es ponernos en manos de un fisioterapeuta con la mayor brevedad posible. Ya que se trata del profesional más capacitado para el tratamiento de esta patología. Una vez descartadas posibles lesiones óseas asociadas, ya sean fracturas o avulsiones, se debe empezar con el tratamiento. Ya que un tratamiento precoz posibilita una recuperación mucho más rápida y lo que es más importante aún, evitar posibles recidivas, que son el problema más común asociado a esta patología.

Si quieres saber más sobre esta lesión y sobre su tratamiento no te pierdas nuestro artículo sobre cómo recuperarte de un esguince de tobillo.

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday