Tendinitis del hombro. Definición, síntomas y causas.

Tratamiento lesión menisco de rodilla
27 agosto, 2018
Estudio de la pisada y readaptación a medida
10 septiembre, 2018

Tendinitis del hombro o supraespinoso

Las afectaciones en el manguito de los rotadores son bastante frecuentes. La mayoría de las veces el componente más afectado es el tendón del supraespinoso. Llamamos tendinitis del supraespinoso cuando se produce una inflamación del tendón de dicho músculo. Éste músculo se encuentra en la escápula. Justo encima de la espina de la misma, su tendón pasa por un ‘túnel’ para acabar insertándose en el troquíter de la cabeza humeral.

Tiene una función de coaptación articular ayudando a una correcto movimiento de la cabeza humeral sobre la superficie articular de la escápula. Cuando éste músculo no realiza su función es posible encontrar un ascenso de la cabeza humeral. Produciendo la impactación del tendón sobre el reborde óseo llamado acromion. Estaríamos ante un síndrome subacromial.

Síntomas

Dolor al separar el brazo del cuerpo, focalizado en la cara anteriomedial del hombro, es el síntoma más frecuente en este tipo de dolencias. Podría haber irradiación al cuello y al codo. La inflamación del tendón se puede materializar en una disminución de la fuerza y también dolor nocturno.

Posibles causas

Podemos encontrar factores traumáticos. Es decir, una caída sobre el codo o sobre la mano, una fuerza que impacte la cabeza humeral comprimiendo el tendón del supraespinoso de forma directa.

Por otro lado debemos tener en cuenta los factores microtraumáticos como son los movimientos repetitivos. Estos que pueden fatigar la musculatura encargada de un movimiento de calidad y por tanto que al elevar el brazo se reduzca el espacio subacromial. Que es por donde se desliza dicho tendón, produciendo roce e inflamación.

Por último, se ha encontrado una relación del hombro derecho con un mal funcionamiento del hígado y del hombro izquierdo con un mal funcionamiento del estómago. El mal funcionamiento del hígado puede facilitar que se acumulen toxinas cristalizadas. Estas tienen predilección por acumularse en el hombro provocando inflamación y un mal funcionamiento. Como reflejo del funcionamiento deficiente de éstos dos músculos puede resultar en un aumento de la musculatura anterior. Como lo son los pectorales, produciendo una limitación de la rotación externa y una anteriorazión de la cabeza humeral. Condiciones que favorecen un mal funcionamiento de la articulación y que esto se traduzca en una compresión del tendón del supraespinoso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *